Marketing

Los 10 consejos indispensables para analizar a tu competencia

Analizar a tu competencia es una parte fundamental a la hora de comercializar tu negocio. Esto te revelará cuáles son las fortalezas y debilidades de su competencia y te facilitará la labor de búsqueda de amenazas y oportunidades, además de la posibilidad de obtener ventajas competitivas para tu empresa.

1. Hay mundo más allá de Google

No hace falta decir que, cualquier investigación sobre nuestros competidores, la debemos iniciar con una búsqueda en Google o una visita a la página web de nuestra competencia, pero también podemos utilizar otras herramientas, con el objetivo de recabar resultados de búsqueda y campañas de AdWords, que nos pueden dar información valiosa sobre nuestra competencia. Algunas de estas herramientas son: SpyFu, Google Trends y Google Alerts.

2. Vigila los cambios en su página web

Hoy por hoy, la página web de nuestros competidores es el escaparate principal de su negocio. Solo con una visita, podemos informarnos de qué productos y promociones tienen, cómo comercializan un producto y, en muchos casos, el precio y las facilidades que ofrecen al cliente.

3. Analiza las ofertas de trabajo

Gracias a los portales de empleo como Infojobs, Jobandtalent o Freelancers y redes sociales como LinkedIn, podemos recabar información sobre qué perfiles de trabajadores están buscando para reforzar proyectos o extender su negocio. Si analizamos las ofertas para puestos técnicos, podremos hacernos una idea de qué tecnologías usan o ,incluso, qué nuevas áreas están abriendo.

4. Sigue a tu competencia en publicaciones online y redes sociales

Hoy en día, rara es la empresa que no tiene perfil en Facebook, Twitter, Google+ o LinkedIn y que no lo use para captar clientes, difundir sus productos y servicios o, simplemente, colgar ofertas. Además, podemos aprovechar los comentarios de los seguidores para detectar los puntos flacos de ese competidor. Analizando qué información, cómo y cuándo la comparten, en qué formato (vídeo, imagen, texto, enlace a blog…)  y la reacción que tienen estos contenidos en sus seguidores a través de los “me gusta”, retwits y comentarios, podremos trazar una buena estrategia optimizada en redes sociales y en función de lo que buscan nuestros potenciales clientes.

Además de las redes sociales, si buscamos información en medios especializados del sector sobre nuestra competencia, extraeremos las sensaciones que da el producto y la opinión que tienen los usuarios sobre ellos.

5. Analiza la estrategia de márketing de contenidos de tu competidor

El valor que una empresa puede ofrecer a través del marketing de contenidos, puede ser su elemento diferenciador si lo hace bien. Es difícil medir el valor de los contenidos, pero teniendo en cuenta algunos factores, se puede tener una idea bastante aproximada de la calidad del contenido, tanto del propio como, del de tus competidores. Estos factores son:

  • Tipo de contenido: Copia de web, blogs, foro, eBooks, archivos descargables… ¿Qué tipo de contenidos es el más popular en tu mercado?
  • Frecuencia de publicación: Al igual que en los medios sociales, es interesante saber la frecuencia con la que tus competidores publican contenidos.
  • Calidad: Observa si el contenido se ha tratato a la ligera y está descuidado o, si por el contrario, tiene una buena base de investigación por detrás y está bien estructurado.
  • Relevancia: Si tu competidor crea el contenido que vuestra industria reclama y es tendencia, sabrás que tienes que entrar en el juego.

6. Suscríbete a sus boletines y analiza la estrategia de email marketing de tu competencia

Regístrate en su boletín de ofertas y noticias. De esta manera, puedes estar al tanto de las novedades de tu competencia cómodamente. Además, desde el punto de vista del márketing podrás estudiar:

  • Frecuencia con la que envían emailings
  • Contenido
  • Optimización móvil
  • Puntuación del remitente, es decir, si sus mensajes terminan o no en la carpeta spam.

Ten en cuenta que el email es la forma más directa para ponerte en contacto con tus clientes. De esta forma, podremos detectar cómo de cuidadosos son nuestros competidores con sus potenciales clientes e, incluso, podremos llegar a averiguar la necesidad que tienen de comercializar un determinado producto de manera inminente (normalmente a través de la frecuencia).

7. Pregunta a los clientes

Esta es la forma más directa de hacer una radiografía de la competencia. Probablemente tus propios clientes conozcan a tu competencia, porque en algún momento hayan tratado comercialmente con ellos. Cuando consigas un nuevo cliente, no dejes de preguntarle con quién trabajaba anteriormente y por qué te ha elegido a ti. En caso de que un cliente se vaya con tu competencia no pierdas la ocasión de preguntar por qué se marcha, esto te ayudará a detectar qué le ofrece tu competencia, que tu no le proporcionas.

8. Habla con tus proveedores

En muchas ocasiones estos proveedores, también lo son de tu competencia. Evidentemente, no te van a dar información concisa, pero te servirá para saber cómo trabaja tu competencia.

9. Hazte pasar por un cliente

Aunque no es una práctica muy honesta, en ocasiones se utiliza. Esto te brinda la oportunidad de preguntar todo lo que no sepas sobre los productos y servicios de tu competencia. Sin lugar a dudas, con esta técnica obtendrás información de primerísima mano.

10. Asiste a ferias y eventos de networking

Es una buena manera de encontrar y conocer a tus competidores y lo que ofrecen. Visita sus stands, observa cómo interactúan con sus clientes, echa un vistazo a sus ofertas y cómo los interesados recogen información.

¿Cúal de estos consejos te parece el mejor?¿Conoces algún otro? Si crees que nos hemos dejado algo fuera, solo tienes que comentarla y la añadiremos al artículo.

 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar