Gestión EMP

¿Cómo puedo medir la rentabilidad de mi empresa?

La rentabilidad de una empresa abre las puertas de una futura inversión. Ahora bien, ¿cómo miden las pequeñas y medianas empresas la rentabilidad de sus aplicativos de gestión?

Datisa, uno de los principales desarrolladores de software de gestión empresarial para pymes en España, asegura que para medir la rentabilidad que se puede obtener del uso de un ERP (sistemas de planificación de recursos empresariales), es necesario recurrir a las KPIs, o lo que es lo mismo, a los indicadores del rendimiento. Y citan como ejemplos para elaborar métricas, el tiempo que se necesita para procesar un pedido, para preparar una factura o para realizar asientos contables, entre otros. Para implementar un ERP en una pyme se precisan elementos que les permitan determinar o, mejor dicho, prever la rentabilidad que obtendrán tras su implantación.

ERP

Como asegura el fabricante español, las KPI se presentan como la mejor alternativa para medir la rentabilidad de un programa de gestión, porque ayudan en la elección del ERP adecuado y a medir el retorno del mismo. La idea es buscar algunos indicadores de éxito sencillos que contribuyan a que el proyecto sea un éxito. Volviendo al ejemplo, cuantificar, es decir, poner precio al tiempo que se ahorra al automatizar determinadas tareas, puede ser un indicativo a tener en cuenta.  Ahora bien, establecer el acierto acerca del uso de un ERP en base a cuestiones presupuestarias o de ajuste de calendario, es decir, que el proyecto termine en el tiempo establecido inicialmente y bajo el coste acordado, no es el mejor criterio de medida.

Para que los indicadores de rendimiento adquieran el papel relevante que precisan, es necesario incorporar las KPI al proyecto desde el momento en el que éste se presenta al cliente. Es decir, si desde el principio, todos los agentes implicados deberán tener claro cuáles serán los indicadores de rendimiento que se deberán alcanzar, será así mucho más fácil determinar después si la meta propuesta con la implantación del sistema, se consiguió o no.

En todo caso, la experiencia del desarrollador demuestra que, si desde el principio los clientes son conscientes de la importancia de todas estas cuestiones, es más fácil alcanzar el éxito en el proyecto y, más sencillo aún, que todas las personas implicadas en el proceso, perciban las ventajas del nuevo sistema de gestión.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar